Shakuntali
SHAKUNTALI > BLOG > Shakuntali sobre la fe, la esperanza y el amor

Shakuntali sobre la fe, la esperanza y el amor

Cómo los tesoros del mundo la harán feliz y exitosa

Hasta la situación más desesperada puede terminar bien. Pero para eso usted necesita tener tres tesoros del mundo. Shakuntali hablará de ellos hoy.

Quedarse viva

Imagina que te perdiste en el bosque. Su teléfono está completamente descargado. Usted no tiene brújula. Y tampoco tiene comida ni bebida. Además, comienza a oscurecer y a bajar la temperatura. Y las nubes en el cielo dicen que pronto lloverá. Y, naturalmente, tampoco cogió el impermeable.

¡Usted está completamente sola! Alrededor, a cientos, y tal vez miles de kilómetros, no hay otra cosa que el bosque. Además, puede que haya animales salvajes. Usted no lo sabe con exactitud, pero es aterrador.

Usted tiene miedo. ¡Está aterrada! No sabe a dónde dirigirse. No entiende dónde y cómo pasará la noche cuando finalmente oscurezca. No sabe cómo protegerse de la lluvia y el viento. Donde conseguir algo de comida y agua. Susurros, gritos, chirridos: el bosque está lleno de sonidos desconocidos para usted. ¿Puede que sean lobos? ¿U osos?

Por supuesto, si usted no es un habitante de la ciudad, sino un turista experimentado, esta situación le parecerá desagradable, pero no mortal. Encontrará una manera de salir del bosque.

Pero si usted se encuentra en el bosque en tales condiciones por primera vez en su vida, es probable que su corazón se encoja de miedo y la desesperación se apodere de su alma. Son precisamente estas reacciones negativas, y  no la incapacidad de orientarse por el sol y las estrellas, las que le impedirán salir del bosque. 

El pánico le impedirá pensar racionalmente. Usted perderá la esperanza de que esta situación tenga un desenlace feliz. Y, por desgracia, en este estado, realmente puede perecer.

Una señal de Dios

Pero, ¿puede esta historia tener un final feliz? ¡Sí! Shakuntali dice: si la Esperanza vive en tu corazón, todo terminará bien. Usted debe entender que esta situación es una prueba de Dios. Y Dios nunca te dará una carga que no puedas llevar. Entonces, used podrá salir del bosque. 

Recuerde: la Esperanza da alas de inspiración. La esperanza es su guía, proporciona un buen estado de ánimo sin el cual la persona no puede movilizar sus esfuerzos para salir del bosque. 

Shakuntali about faith, hope, and love

Bueno, y el Amor es la fuerza motriz.

La persona debe amar la vida, la familia, el hogar para querer salir del bosque. Si ella ama a nadie, lo más probable es que quiera morir en el bosque. Ella simplemente no hará ningún intento de salir, y esto es un peligro letal en el bosque.

El amor evoca el deseo de hacer algo en cualquier situación. Por lo tanto, la persona debe cultivar el sentimiento de amor en sí misma. Para hacer esto, hay prácticas espirituales especiales que usted aprenderá en los seminarios de Shakuntali.

La Esperanza y el Amor son buenos. Pero sin Fe, no ayudarán. Usted tiene que creer en que saldrá del bosque. Tiene que creer que Dios no la abandonará en la espesura, que le dará una señal, una pista de cómo salir a la gente.

La fe debe arder en su corazón como la estrella polar. Es por eso que las personas que han perdido la fe lo pierden todo: familia, amor, dinero, trabajo, salud, sentido de la vida. 

Sofía la sabia

Usted puede decir que la Esperanza, la Fe y el Amor son conceptos demasiado abstractos. Y ahora mismo, de pie en medio del bosque terrible bajo una lluvia torrencial, en la oscuridad, temblando de miedo y frío, estos tres tesoros no le ayudarán.

Shakuntali dice que no hay que olvidar que estas tres hermanas tenían una madre, Sofía. Su nombre significa Sabiduría. Es precisamente la sabiduría quien le sugerirá la decisión correcta en cualquier situación.

¿Qué es la Fe sin Sabiduría? Después de todo, la persona puede creer en cosas terribles o dañinas: publicidad, racismo, sexismo, etc. ¿Y qué es el Amor sin Sabiduría? A algunos le gustan las drogas, el alcohol, el tabaco, el abuso físico y psicológico.

¡Solo la Sabiduría le indicará un objetivo decente que le ayudará a mejorar y cambiar el mundo entero!

Shakuntali about faith, hope, and love

Sarah, Washington:

«Hace 10 años, durante el incendio de nuestra casa, perdí a toda mi familia: a mi pareja y a mis dos hijos. En aquel, el peor día de mi vida, yo estaba en el otro extremo del país, en un viaje de negocios.

Mi mundo se derrumbó de la noche a la mañana. Era como si estuviera muerta. No quería ver a nadie. Dejé el trabajo, comencé a beber, luego hubo drogas.…

Sin casa, sin amor, sin futuro, iba rodando hacia el abismo. Estaba al borde y nada podía evitar que me cayera por completo. Así pensaba entonces.

Vivía en la calle. Pedía limosnas. Y luego gastaba ese dinero en alcohol y drogas. 

Una vez, en la caja donde las personas compasivas arrojaban moneda, cayó una hoja de papel. Publicidad de unos seminarios para mujeres. Me metí mecánicamente el pedazo de papel en el bolsillo y lo olvidé por unos meses. Entonces aún no sabía que era una Señal de Dios…

Una vez, en enero hizo un día particularmente frío. Algunos vagabundos hacían hogueras espontáneas para calentarse de alguna manera. Yo también quería hacer una fogata, buscando cerillas, metí la mano en el bolsillo y saqué aquel mismo folleto publicitario. Lo primero que me llamó la atención fue la fecha. Era la fecha de hoy.

Por supuesto, no iría a ningún seminario para mujeres. ¡Qué seminario, qué mujeres! Yo no me sentía ni mujer ni humana. Un cadáver andante es lo que soy.

Pero aquí me vino a la mente la idea de que los seminarios se realizan en algún local interior, lo que significa que hace calor allí. Y si tengo suerte, me sirven una taza de té y me dan galletas.

Así fue como el frío y el hambre me llevaron a Shakuntali…

Luego hubo un largo camino de 6 años de vuelta a la normalidad. Me sentía frustrada. Perdía la esperanza, la fe y el amor otra vez. Y una y otra vez, mi sabia mentora me los devolvía. Ella hizo lo que no funcionó ni con las pastillas que tomé en las primeras semanas después del incendio, ni con el alcohol y las drogas.

¡Nací de nuevo!

Ahora, 10 años después, yo misma lidereo grupos de estudiantes, les ayudo en situaciones difíciles. Y en mi tiempo libre, como voluntaria, salgo a las calles, tratando de salvar a las personas sin hogar y desesperadas. A veces les cuento mi historia. A veces ayuda y alguien abandona la calle.

Creo que Dios me hizo pasar esta prueba por alguna razón. Me limpié de la soberbia, del egoísmo, de la envidia, de todo lo malo y falso que hubo una vez en mi vida.

Miré a la cara del abismo, pero mi ángel de la guarda no me dejó caer.

Todavía no sé quién fue la persona que puso el folleto en mi caja. ¡Que Dios lo bendiga! ¡Que bendiga a mi mentora, a la gran mujer Shakuntali! ¡Que nos bendiga a todos!».

Desarrollen en ustedes los tesoros del alma, vengan a las clases grupales y los talleres de Shakuntali, inscríbase en la escuela en línea, ¡y entonces siempre encontrarán una manera de salir de la situación más difícil!

Agregar comentario

Redes sociales



TALLER ONLINE GRATUITO

“3 PASOS PARA CUMPLIR CON LA MISIÓN DE TU VIDA”

“3 PASOS PARA CUMPLIR CON LA MISIÓN DE TU VIDA”
¡Sólo tienes que rellenar el formulario!